Siguenos

  • Siguenos en Facebook
  • Siguenos en
  • Siguenos en
  • Siguenos en

La eterna espera

Por: * Riaño
Lunes 21 de December del 2020 | 16:43
noticia publicada en Rincón de Riaño

Lo que Jagoba viene diciendo desde hace un tiempo se repite una y otra vez. Y entendemos al de Berriatua. No es una crítica. El técnico habla, yo diría que sueña más que hablar, de recuperar los valores y la identidad del equipo de las primeras jornadas de campeonato. Lo que es lógico.

Jagoba hace incidencia en la solidez perdida, sobre todo la defensiva. Pero lo curioso de todo es que Osasuna tiene a esos mismos hombres del principio a la hora de defender. Y más en el plano ofensivo. Recordemos que ganó 0-2 en Cádiz sin tener a dos jugadores llamados a ser estrellas esta temporada: Budimir y Calleri. Con solo con Adrián en punta.  Y precisamente fue el que abrió el marcador. Con  Rubén García, cuando era Rubén García, anotando el segundo gol.

Ahora están casi todos, salvo Torró y Jony, y la cosa va a peor, a mucho peor. Con cosas inexplicables con esa fragilidad defensiva a pesar de jugar con cuatro defensas y dos pivotes defensivos. Y aún así encajando goles con una facilidad pasmosa. Y con un juego al patadón sin ni siquiera dar la menor opción a combinar por abajo. Volver a encontrar el equipo y el juego que todos deseamos es la eterna espera. ¿Dejaremos de esperar tras el partido de Elche? Esa es la esperanza, por tener algo, porque si todo sigue igual lo que se diga como excusa tras una nueva derrota va a sonar a hueco, aunque sea otra vez con un error arbitral. Dicen que la esperanza es lo último que se pierde.

Comentarios

En los primeros partidos los

En los primeros partidos los jugadores de Osasuna estaban al 90% y los demás al 75%, ahora los nuestros se han estancado en ese 90% o peor, mientras que el resto de equipos está creciendo y están al 100%. Esa es la diferencia de unos partidos a otros.
Como escribe alguno en otro lado, hacen falta cambios tácticos y de mentalidad, si el equipo está a tope de forma, se puede presionar arriba, jugar con las líneas adelantadas, y con todo lo que da esa identidad de la que habla. Pero si el equipo está mal, habrá que cerrarse más, defender más atrás, atacar de otra manera, e incluso salir a empatar.
El discurso me recuerda a cuando yo quiero correr la Behobia como hace 15 años, el recuerdo es bonito pero no puede ser, y si lo intentara no terminaría la carrera. Como no asuma las limitaciones actuales y no cambie los planteamientos para adaptarlos a lo que tenemos actualmente, moriremos esperando a que vuelva aquella identidad.
Ojala los jugadores se enchufen y volvamos a ver lo de años anteriores, pero mientras se trabaja en ello, hay que buscar soluciones intermedias aunque sean feas, no se puede estar siempre recordando tiempos mejores ya que el fútbol no tiene memoria. Sino es él, el que empieza a ser más práctico para sumar puntos como sea, vendrá otro y lo hará aunque tenga que jugar con 6 defensas.

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.