Siguenos

  • Siguenos en Facebook
  • Siguenos en
  • Siguenos en
  • Siguenos en

Real Club de Golf de Sevilla (Alcalá de Guadaira, Sevilla)

Lunes 01 de March del 2010 | 09:34
noticia publicada en Golf | Guia de campos

Por el diseño y por el extraordinario cuidado del campo se nota que se trata de un campo en el que se disputan habitualmente prestigiosos campeonatos de jugadores profesionales (campeonatos de España, campeonatos del Tour europeo y hasta una Copa del Mundo en 2004 se han jugado aquí). Y, sin embargo, es un campo en el que los amateurs pueden disfrutar perfectamente y comprobar cómo es un campo de los que se ven en la tele. Así se nota, por ejemplo, en los espectaculares greenes que están rodeados por dos collarines de distinto corte antes de llegar al rough más alto. Pero, lo que más llama la atención es el cuidadísimo estado de todos los elementos del campo, que hacen sentir que estamos jugando en el mimado jardín de un lujoso palacio árabe.

Es un campo muy largo, lo que se hace notar sobre todo en los pares 4 (todos ellos rondan o superan ampliamente los 350 metros). Las calles no dan la sensación de estrechez, porque los árboles (altas palmeras y olivos de la tierra) no agobian, aunque sí pueden hacer perder golpes si no se está muy preciso. Además el rough o los numerosos búnkeres también penalizan no coger la calle. Los greenes son espectaculares: son muy grandes y muy rápidos. Y suelen estar muy bien defendidos por búnkers o por agua.

La segunda vuelta es más amena que la primera en la que sólo en el 3 y el 9 entra en juego el agua. El espectáculo llega sobre todo al final. El 14 tiene una estrecha salida y un complicado acceso al green al quedar comprimido entre un búnker y un lago. Este mismo lago amenaza la salida del 15 (un enorme par 4 de 388 mts.) y la llegada del bellísimo par 5 del hoyo 16. El largo par 3 del hoyo 17 precede al exigente final que cuenta con agua en la salida, en la calle y en la llegada a un complicado green.

Como he dicho, el cuidado y mantenimiento del campo y de sus distintos elementos es extraordinariamente exquisito. La vista puede recrearse sobre las suaves y verdes superficies del campo y las diversas especies de árboles, arbustos y plantas que salpican el recorrido. A ello se une que la exigencia física es mínima, ya que se trata de un campo completamente llano.

El resto de las instalaciones (vestuarios, cafetería-restaurante) están también a un nivel sobresaliente, lo mismo que el personal del club. Por todo lo dicho, independientemente del resultado (será difícil lograr uno bueno) el juego en el Real de Sevilla será siempre una maravillosa experiencia.

Que se puede redondear con una visita a la cercana (a unos 20 minutos) Sevilla con el cautivador embrujo de las callejuelas del barrio de la Santa Cruz, las bulliciosas zonas de Sierpes y Campana, el encanto de los jardines de Murillo y de los Reales Alcázares y la supremacía de la siempre atrayente Giralda.

Valoración del campo:

Categoría: Albatros/Eagle/Birdie/Par/Bogie

Dificultad de juego: alta

Longitud (barras amarillas): 6185 metros.

Belleza: 8,5

Dureza física: escasa.

Servicios (atención, vestuarios, cafetería, etc.): 9

Gastronomía: 7’5

Entorno próximo: 9

Singularidad: exquisito mantenimiento de un campo de profesionales.

Enlace con la web oficial.

Comentarios, valoración y fotografías llevadas a cabo por el colaborador de Navarrasport, JFA.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.