Siguenos

  • Siguenos en Facebook
  • Siguenos en
  • Siguenos en
  • Siguenos en

La eterna espera

Por: * Riaño
Sunday 18 de February del 2018 | 15:18
noticia publicada en Rincón de Riaño

Lo de Osasuna y El Sadar se está convirtiendo en la eterna espera. En cada previa de partido surgen los mejores deseos y las mayores esperanzas, ese a ver si esta vez....Se mira a lo hecho en la jornada anterior fuera y si es como en Almería aumentan las esperanzas. Pero llega el partido y otra vez más de lo mismo.

No puede extrañar que la gente esté harta de esta eterna espera de poder ver al equipo que se quiere ver cuando se juega en casa. Y da la impresión de que no es tanto esa ansiedad de que se habla como del miedo a perder lo que hace que Osasuna no sea ese equipo ambicioso desde el primer minuto hasta el último que debe ser en casa.

Frente al Reus sólo en unos pocos minutos de la segunda parte se fue decididamente a por él. Ni antes, ni después. Era el minuto 70 y parecía que era el 20 por la pasividad que había, como si se pensara que había por delante tiempo suficiente para marcar y ganar. En lugar de ir a por el rival se le esperaba, sin ver nunca un adelantamiento de línea empezando por la defensa y siguiendo por el centro del campo. Y eso es lo que más pone de los nervios a la afición. Seguro que de haber visto en el tramo final a un Osasuna lanzado a por el gol, encerrando al Reus en su parcela, la despedida hubiera sido distinta aunque no se moviera el 0-0. Pero ese modo de jugar en casa no gusta lo más mínimo y encima impide conseguir mejores resultados. No sabemos si es cuestión de Diego Martínez o de sus jugadores, pero es evidente que el camino no es el correcto cuando además es un proyecto claramente de presente y no de futuro.

Comentarios

Lo de que el proyecto actual

Lo de que el proyecto actual de Osasuna es de presente, no de futuro, es por
decisión de quien suscribe el comentario? Tanto manda usted?

Un dato quizá

Un dato quizá intrascendente.Mateo García, ese jugador que el director deportivo dijo que tenía mucho talento y que habían sido unas negociaciones costosas y largas, ese jugador que jugaba por la izquierda 10 minutos, por la derecha otros 10 luego por el centro, luego a la izquierda y que no dió pie con bolo, ese jugador que la prensa y el club mostraron como decepcionante está siendo la figura del Alcorcón. He leido la crónica de Marca de ayer y lo ponen como la figura del partido, un puñal por la banda. Lo he ido siguiendo y es titular indiscutible y el publico está encantado con él.Confianza por parte del entrenador y mantenerlo en su posición.¿Que hubiese pasado con Barja por la derecha y Mateo por la izquierda?Dos extremos en su sitio uno zurdo y el otro diestro.Nunca lo sabremos.insisto lo que dije el otro día. Algo pasa en ese vestuario.

Es la realidad, no nos falta

Es la realidad, no nos falta la ilusión diaria en el Sadar, pero no llega la felicidad. Lo malo, es q el otro día ni se buscó. Entrenadores a parte

Poco se puede hacer con tres

Poco se puede hacer con tres centrales muy exigidos, dos carrileros en tierra de nadie, torro no da a basto en centro camposalud pues merida pasa muchos minutos desaparecido, un mesia punta que ni ayuda apara los pivotes, ni engancha casi con unos delanteros desasistidos en muchas fases y que se tienen que buscar muchas veces las ocasiones por su cuenta, en muchos minutos, inferioridad en centro campo,¿ Tan dificil es buscar un sistema en que el equipo este compensado?,desastre.

Enseguida empezaremos a oír

Enseguida empezaremos a oír aquello de que "el ambiente en el vestuario es magnífico", "los jugadores somos una piña", "estamos a muerte con el entrenador", etc. A los aficionados les importa un pimiento el ambiente del vestuario, la unión o desunión de los jugadores o la sintonía con el entrenador. Lo que realmente les importa es ganar e intentar subir, y si es con buen juego mucho mejor.

Diego Martínez está

Diego Martínez está repitiendo los mismo esquemas de Enrique Monreal; pelotazos adelante donde vayan, sin proponer nada.
El futbol que desarrolla el equipo es paupérrimo y en esto la culpa la tiene el propio entrenador. ¿No se dará cuenta que la mayoría de los balones que saca el portero Sergio Herrera acaban en poder del contrario? Esto lo ve cualquier aficionado pero él no.
Yo esperaba de Diego Martínez que aportase conceptos futbolísticos, osea que jugasen a futbol, pero desgraciadamente nada de nada. Una pena.

Me parece muy injusto que

Me parece muy injusto que compares a Diego con Enrique, para empezar porque el equipo que entrenó Martín era mucho más limitado en cuanto al presupuesto y hubo que tirar de cantera por obligación, lo que ha pasado más de una vez en la historia de este club, y ha servido para descubrir jugadores que posiblemente no habrían tenido nunca una oportunidad en el primer equipo

Hay que cambiar de entrenador

Hay que cambiar de entrenador si o si, luego será tarde

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.