Siguenos

  • Siguenos en Facebook
  • Siguenos en
  • Siguenos en
  • Siguenos en

Heraldo de Aragón: "Osasuna abofeteó al Zaragoza con la palma de la mano"

Sunday 29 de November del 2009 | 22:37
noticia publicada en Actualidad

Así se ha visto en el Heraldo de Aragón el triunfo de Osasuna en La Romareda. La  crónica tiene este título: "Amnesia total"

"Que no sabe o no puede jugar al fútbol dejó de sorprender a propios y extraños desde hace tiempo. No marcar al menos un gol por primera vez esta temporada en la Liga, le costó muy caro a un Real Zaragoza inofensivo hasta extremos pueriles. Osasuna abofeteó al conjunto aragonés con la palma de la mano. Ni tuvo que utilizar el puño para tumbar a un rival amnésico total, perdido de sí mismo, sin personalidad atacante, ni señores en el centro del campo y con una delantera fantasma. Lafita estuvo colgado como un pin de la pechera de Sergio y Josetxo, y cuando salió Ewerthon para reforzar esa línea, su potencial intimidador fue prácticamente nulo porque el brasileño está con gripe desde agosto. Murió de ingravidez pese a que en algunos momentos se le vio rabioso, pero no muerde ni transmite más fiereza que los arreones de Ponzio, su líder físico y alocado, y ligeras pinceladas con poco color de Jorge López y Ander.

La derrota en La Romareda, su pequeño fortín hasta hoy, supone la confirmación de la crisis de resultados –-cuatro partidos consecutivos sin ganar incluidos los de la Copa--, producto de una crisis anterior que procede de la desastrosa configuración de la plantilla, al margen de la legión de lesionados y otros asuntos que no justifican en toda su magnitud semejante endeblez. Osasuna vino a hacer su trabajo con naturalidad y cierto desparpajo por el costado de Pulido, donde halló una autopista asfaltada de oro. Masoud, Camuñas y Oier probaron una y otra vez por la izquierda para sufrimiento de un López Vallejo que sacó con las manos un cabezazo de Aranda y con el pie un disparo letal de Juanfran.

Los avisos no fueron en vano. En la otra costa, la sociedad formada por Lafita y Abel Aguilar quebró antes de salir a bolsa. Ander le dio vitalidad al juego, pero los hipotéticos delanteros actuaron sin cobertura, aislados, superados por un Sergio Fernández colosal para ellos. El equipo de Camacho halló el premio a su mayor consistencia, coherencia y ortodoxia con el gol, con el tanto de la victoria. Masoud lanzó una falta al segundo palo y su compatriota Nekounam marcó de cabeza. A la defensa del Zaragoza solo le faltó hacerle la ola al iraní. En Málaga el tanto del empate llegó de una forma similar. Ya no es ni un equipo trabajado, ni siquiera un equipo fiable para decir con rotundidad que se salvará. La permanencia sigue siendo su penitencia, mucho mayor después de este sonoro tropiezo, mucho más complicada si se empeña en pretender superar sus deficits a la brava. Los tres encuentros que ha vencido se los ha llevado por la vía táctica o por la muscular. Ante Osasuna perdió hasta esas armas y se descubrió muy vulnerable. A partir de ahora los visitantes van a perderle el respeto en La Romareda porque juega al fútbol sin fútbol. En realidad juega a la ruleta rusa sin entusiasmo, lo que aburre hasta la saciedad. Al final, la afición se fue del estadio y apenas se escucharon quejas. Son los gritos del silencio, que duelen más que las quejas volcánicas. Toc, toc… No hay nadie dentro. Lo dicho, un vacío ensordecedor. La terrible dictadura de la apatía institucional, deportiva y social.

La gente creyó en Ewerthon al salir al campo. El brasileño está con la cabeza muy lejos de aquí. Luego se unió Pennant, sobresaliente extremo para otros tiempos, para otras delanteras, que acabó fundido. Osasuna se retiró a su palacio de invierno a ver pasar el encuentro, a desbaratar con pelotazos y ningún nervio el flaco acoso del Zaragoza. Administró su ventaja con sabiduría y contundencia ante un pequeño ejército con escobas en lugar de fusiles en sus manos. Lo peor es que el taller de reparación está cerrado, y que Marcelino amenaza con cogerse la baja si no se la dan antes. Para creer en este Real Zaragoza hay que ser muy devoto, pero su salvación no depende de los milagros porque ni siquiera es capaz de pisar esa área. En la antesala del limbo, espera su turno para un año que antoja infernal"

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.